Hay personas que crean su página web en internet y se creen que el trabajo ya está hecho. A partir de ahí a vender y a recibir solicitudes. Pero la realidad es bien distinta. Ahí es cuando de verdad, comienza el trabajo. En este artículo intentaré darte los pasos a seguir, para que veas todas las opciones que tienes.

Analytics

googleanalyticsLo primero es configurar en tu página web Google Analytics u otro sistema de analítica para medir de donde vienen tus visitas, que campañas te funcionan mejor y donde obtienes mayor rentabilidad.

«Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre.«, es una frase atribuida a Lord Kelvin, donde se refleja la importancia de medir. Si quieres obtener resultados positivos, no te queda otra.

Lo único que hay que hacer es generar el código que Google Analytics nos facilita e insertarlo en el head del código de nuestra página web. Unas horas después podremos comenzar a ver las visitas, las páginas vistas, la procedencia de nuestros visitantes… y una gran cantidad de datos que nos servirán para tomar decisiones de donde invertir y volcar nuestros esfuerzos.

 

 

Anuncios Google/Facebook Ads

facebook ads logoUna vez que tenemos las estadísticas funcionando es hora de comenzar con distintos métodos de promoción. Una de ellas son los anuncios en Google Ads o en Facebook Ads. Conseguiremos tráfico cualificado que irá a nuestra página web, viendo todo lo que ofrecemos.

Es la manera más rápida de conseguir tráfico a la web, pero también es una opción cara.

Los anuncios publicitarios para que funcionen bien, deben de estar orientados a mi público objetivo, con buenas fotos y textos para que conviertan. Y, por supuesto, es esencial una buena estrategia, poner anuncios al tuntun no funciona. Una buena estrategia de venta es esencial.

 

 

Marketing de contenidos

Se crea contenido de una forma constante para atraer al público objetivo que necesitamos, es un proceso más laborioso que invertir en anuncios publicitarios, pero al largo plazo convierte muy bien. Para ello, se escriben artículos interesantes en nuestro blog para atraerlos, y se promocionan estos contenidos a través de las redes sociales, email marketing u otras vías de difusión. En el marketing de contenidos siempre se intenta dar el máximo valor a nuestros visitantes, para que vean todo lo que les ofrecemos y podamos captar su atención.

 

Redes sociales

No se trata de tener presencia en todas las redes sociales que existen, sino de tener presencia activa en las redes sociales donde esté nuestro público objetivo. Así se va a impulsar la marca y se van a establecer vínculos con seguidores y fans. Una red social como Instagram o Pinterest es esencial por ejemplo, para un ecommerce de ropa. Si es un negocio B2B (de empresa para empresa) la red por excelencia es linkedin.

 

Email Marketing

Cuando los visitantes llegan a nuestra página web, nos interesa que nos dejen lo más valioso que tienen: su email. Así podemos utilizar programas para enviar correos masivos y generar nuestra estrategia de email marketing. Enviarles promociones, descuentos, información interesante para mi público objetivo,… lo importante es fidelizarlos. Enviarles continuamente para que compren nuestros servicios o productos es una mala estrategia, hay que aportarles valor, eso es esencial, sino no funcionará.

El email marketing es una poderosa herramienta que en muchas ocasiones no le damos el valor que ofrece, si se hace bien, tiene uno de los mejores ratios de conversión, date cuenta que son clientes fidelizados, que nos han dejado su email para que les informemos.

 

SEO

El SEO es la optimización de motores de búsquedas. Queremos que nuestra página web esté lo mejor posicionada posible en los buscadores con nuestras palabras clave. Cuanto más arriba esté, más visitas recibirá tu página web.

Hay el SEO onpage y el SEO offpage. El primero de ellos se refiere a optimizar la página web para que sea lo más amigable posible a los buscadores. La segunda se refiere a realizar técnicas (como conseguir enlaces…) para que Google reconozca autoridad a la página y, así, que la posicione más arriba en el buscador.

 

Conclusión

Muchas de estas estrategias, algunas personas dicen que no funcionan, pero en la gran mayoría de casos en que se dice que no funcionan, es porque no se hacen bien. Siempre hay que dar mucho valor, calidad en fotos y un copy muy bueno, con todo esto integrado con una estrategia. Eso de: me apetece estar en Linkedin, pero ¿dónde están tus clientes potenciales? Ahí es donde tienes que estar tú, no donde te guste más a ti estar. Y lo de: voy a promocionar tal producto. ¿Ese producto es lo suficientemente interesante para captar la atención a los posibles compradores? ¿O es el producto que te gusta a ti vender? Ten mucho cuidado con estas cosas.

Si te orientas a dar calidad al cliente con una buena estrategia, tendrás el caballo ganador.

Como puedes ver, después de tener una página web hay mucho trabajo para hacer. Es esencial marcar los pasos a seguir y no trabajar a lo loco, sino donde está el futuro cliente.