Vikinguard es una herramienta online que monitoriza cualquier página web diseñada en WordPress. Además también monitoriza Prestashop, Shopify y Magento. En realidad comenzaron monitorizando tiendas online, y ahora han ampliado a blogs y páginas web de WordPress.

 

¿Merece la pena instalar el plugin de Vikinguard?

Pensarás, ya tengo Google Analytics, tengo todos los datos necesarios. Aporta cosas diferentes. Te interesa instalar Vikinguard si:

  • quieres saber si tu web está funcionando continuamente o tiene caídas.
  • analizar fallos críticos en tu web
  • quieres optimizar la velocidad de tu web
  • encontrar páginas con impacto negativo
  • te interesa la satisfacción de usuario

 

¿Cómo se instala?

Como todos los plugins gratuitos de WordPress puedes hacerlo desde el repositorio de plugins en wordpress.org buscando Vikinguard o a través de su página web de Vikinguard.

Una vez instalado sale una pantalla similar a ésta:

Si nunca te has registrado en Vikinguard sólo tendras que introducir tu email y darle a enviar.

La siguiente pantalla que se muestra es:

Elijes la contraseña que prefieras y pulsas en Enviar.

 

Cómo funciona

Ahora ya estás registrado en Vikinguard, solo tienes que entrar en la web con tu email y contraseña. En la Vista General verás el acceso general a la herramienta con resumen, problemas, disponibilidad de la página, satisfacción del usuario, tiempo de carga y páginas vistas. Estos datos no son automáticos, se van a ir generando según se van produciendo las visitas en tu página web. Te aconsejo que esperes un día para ver resultados.

 

Podrás evaluar:

El tiempo de carga de tu web alrededor del mundo por países. Podrás ver el tiempo de carga de cada país y el número de visitas a cada país.

 

Otra página interesante es la de páginas lentas, conocerás tus páginas de impacto negativo. Verás en que dispositivo y navegador se ha producido. Podrás solucionar esos casos en, los que tu página web funciona lenta.

 

Dentro de cada ejecución lenta, puedes ver una descripción amplia de los recursos que tardan más en cargar y así se podrá averiguar fácilmente si es una ejecución ocasional y se repite siempre en esos dispositivos (en ese caso no nos queda otra que solucionarlo).

 

Otra opción interesante es la de satisfacción del usuario. Evalúa los usuarios satisfechos, los tolerables y los frustados. En realidad tú eres el que tienes que dar el valor de tiempo para lo que consideras aceptable, así que calcula esos datos según lo que tú establezcas.

 

En definitiva, Vikinguard es una buena herramienta para conocer fugas de visitantes, podrás corregir esas visitas frustantes y aumentar la calidad de tus visitas.